Todo empezó...

En 2002, acabada de diplomar, empecé a trabajar de logopeda en un centro de atención precoz. Sin duda fue mi gran aprendizaje. Estoy muy agradecida de haber trabajado aquellos más de seis años atendiendo a centenares de niños y niñas y a sus familias, con gran diversidad de dificultades en el lenguaje: problemas de pronunciación, niños/as que no hablaban todavía a los 3 o 4 años, otros que hablaban bastante pero que no se les entendía, mamás que no sabían qué hacer para ayudar a sus hijos/as, con muchas dudas, muchas preguntas.

Pero me fui dando cuenta de que había algo que no me gustaba. Las sesiones tradicionales enfocadas en el niño no funcionaban bien. Con sesiones semanales de 45 minutos poco podía hacer. Yo sabía que estábamos perdiendo momentos muy valiosos en el resto de la semana hasta que volvíamos a vernos. Y qué decir si esa familia, por los motivos que fueran, no podían venir en dos semanas, en un mes… Parecía que el trabajo que hacía con cada niño/a dentro de las paredes de la consulta no tenían demasiado sentido.

Fue entonces, en 2006, tuve la gran oportunidad de poder especializarme en un tipo de intervención con la que conecté desde el primer momento: el método natural. Estuve varios meses investigando y reuniéndome con una doctora en Psicología de la Universidad de Barcelona, y poniendo en práctica todo lo aprendido en mis sesiones de logopedia. Con el método natural el foco pasaba del niño/a a su familia. Y es que el contexto natural de un niño, el hogar con su familia, es lo más importante que tiene. Según como sea ese ambiente, el niño adquirirá el lenguaje de una manera o de otra.

Mi manera de trabajar cambió totalmente. Las mamás y los papás entraban en las sesiones con sus hijos/as desde el primer día, yo podía observar la comunicación que se daba entre ellos y a partir de ahí, trabajar con ellos, darles las herramientas para entender lo que estaba ocurriendo, por qué decían pocas cosas, por qué les costaba pronunciar, por qué a veces no respondían y qué podían hacer ellos. Las mamás y papás se iban dando cuenta de qué comunicación que ellos dirigían a sus hijos era favorecedora de lenguaje y, cuál, al contrario, lo estaban limitando.

Sois la mamá y el papá quienes os comunicáis con vuestro hijo/a cada día, quienes tenéis dificultades para comprenderles, quienes tenéis dudas y preocupaciones. Es por eso que debéis ser el pilar fundamental desde el primer momento y durante todo el tiempo. Sois vosotros quienes haciendo ajustes en vuestra comunicación con vuestro hijo/a conseguiréis favorecer y acompañar el desarrollo del lenguaje de vuestro hijo/a.

Todavía había una limitación. Idealmente, este tipo de intervención se debería hacer en el hogar del niño/a, donde la comunicación real se da. Acudir a un lugar desconocido siempre altera la manera como el niño/a y su familia se relacionan y comunican.

Dando un salto en el tiempo, todo esto recobró significado cuando viví en Londres de 2016 a 2019. Allí conocí familias de habla hispana que veían dificultades en el desarrollo del lenguaje de sus hijos. También tenían dudas sobre el desarrollo de las dos o más lenguas que sus hijos estaban adquiriendo. Yo sabía que les podía ayudar con mi método natural, pero no tenía consulta física y aunque la hubiera tenido, esas familias vivían a muchos Km de distancia. Así que empecé a pensar la manera de poder ayudarles sin tener que desplazarnos. Y rápidamente lo supe.

Yo no necesito estar presente: solo necesito veros en acción, como si estuviera espiándoos en el salón de vuestra casa, en vuestra cocina, donde toda la interacción, los juegos, las actividades diarias se dan entre vosotros, mamá, papá y vuestro hijo/a. Con unos vídeos de esos momentos, yo puedo observar y valorar. Y, después, con entrevistas por videollamada podemos ir trabajando de la misma manera que lo hubiéramos hecho cara a cara.

Así empecé mi método natural online. Y me hizo darme cuenta de lo que ya sabía hace tiempo: la mayoría de familias que consultáis a un servicio de logopedia es por dificultades leves y evolucionan favorablemente dándoos las pautas adecuadas, dándoos conocimiento a la mamá y al papá sobre desarrollo de lenguaje y estrategias naturales. Y esto se puede hacer sin salir de casa, sin tener que hacer Km innecesarios y sin que los niños pierdan horas de escuela ni vosotros, de trabajo.

¿Te puedo ayudar? Reserva tu primera sesión gratuita conmigo.

¿Quieres saber más sobre mi vida de pasión por la comunicación, el lenguaje y las lenguas?

Dale clic al botón de aquí abajo. Conocerás mi paso por diferentes universidades, mi experiencia profesional como logopeda, profesora de lenguas, correctora y traductora y mamá bilingüe de un niño trilingüe.

MI PASIÓN POR EL LENGUAJE Y LAS LENGUAS

Un antes y un después

Tenemos una hija trilingüe la cual tenía dificultades para comunicarse y nosotros para entenderla. Después de un par de sesiones frustrantes con una terapeuta de la seguridad social aquí en Londres y varios meses buscando, una mami española me recomendó Estela.
Puedo decir que desde la primera sesión, ella marcó un antes y un después. Su profesionalidad, técnicas y sentido común hicieron lo que nunca creí que sería posible por esta familia. Siempre le voy a estar agradecida.
.
(Puedes leer aquí mi artículo sobre todo el trabajo juntas, sesiones, estrategias, retos y alegrías).
B, mamá de A (4 años)

Los resultados hablan por sí mismos

Estela nos ha dado las herramientas y la confianza para ayudar a nuestra hija a través de un proceso de desarrollo del habla realmente difícil. Su método es realmente perspicaz, los resultados hablan por sí mismos después de solo un par de sesiones. La recomendaría absolutamente al 100%.

Muchas gracias Estela!!!

M, mamá de J (3 años)
© Copyright 2020 - Estela Bayarri

Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida, distribuida o transmitida en cualquier forma o por cualquier medio, incluidas fotocopias, grabaciones u otros medios electrónicos o mecánicos, sin el permiso previo y por escrito de la autora, excepto en el caso de citas breves en revisiones críticas y otros usos no comerciales permitidos por la ley de derechos de autor. Para las solicitudes de permiso, escriba a la autora a la siguiente dirección: estela.bayarri@gmail.com